¿Corro una media maratón antes de los 42K?

Pero, ¿es una media maratón una buena idea para todos?

Y la primera respuesta seria: NO, ya que depende del nivel de entrenamiento de cada uno y los objetivos para la maratón. ¿Y que justificaría la decisión de evitarlo? Veamos:

Primero, si es la primera vez que corre una maratón y su único objetivo es llegar al final, lo mejor es seguir su plan de entrenamiento y olvidarse de los 21K. Y como quien recién empieza no tiene metas en cuanto al tiempo (en general, claro…), los posibles beneficios de una media carrera no son relevantes. Una media maratón será probablemente más corta y al mismo paso que los entrenamientos largos, por lo que ya estará incluida en su plan de preparación.

En segundo lugar, la carrera implica una importante injuria muscular, especialmente en distancias largas y a ritmos mayores (que probablemente trate de alcanzar ya que es una carrera, terminando sobre-exigido). Y los que recién empiezan no se recuperan tan rápido como los más entrenados, protegidos por su experiencia y resistencia. El tiempo para recuperarse de la media maratón saldrá de su entrenamiento para los 42K, justo lo que hay que evitar antes de la primera maratón.

Por último, los nuevos corredores no suelen practicar (y mucho menos dominar) las estrategias complejas que este tipo de carreras requieren, como cuando usar geles e hidratarse, como ajustar el paso, records personales a vencer, etc.

Pero si aun después de esto tiene un tiempo que desea bajar en la carrera o quiere superar su performance, ENTONCES SI, una media maratón de preparación puede ayudarlo. No solo estimará mejor sus tiempos de los 42K, sino que también estará más familiarizado con carreras de larga distancia y su preparación inmediata.

Pasos a seguir

Como 21K es una distancia más común que los míticos 42K, podrá encontrar más fácilmente una carrera donde anotarse. Esta carrera representa más fielmente lo que su cuerpo debe hacer que corriendo 5K o 10K y sirve así mucho mejor para hacer ajustes antes del gran evento.

Lo negativo será el tiempo de recuperación que necesitará después, como mínimo 4 días, antes de volver a entrenar para los 42 comenzando en un ritmo suave. Si planea llevar esto adelante, es probable que tenga experiencia, en cuyo caso los kilómetros adicionales le sumarán un efector protector y podrá recuperarse más rápido.

Cada uno sabe cuánto debe descansar para recuperarse y en función de sus últimos entrenamientos, su estado físico y su vida general, algunos podrán elegir más sabiamente correr 10 o 15 kilómetros.

Si elige los 21 K, es importante que estén lo más separados posibles de la maratón, idealmente 6 semanas, que le permitirán recuperarse y seguir entrenando un poco más. No corra más de una media maratón durante el entrenamiento para una maratón.

Y luego de la carrera, dele prioridad absoluta a la recuperación, durmiendo bien, dándose baños con hielo (dos está bien) y un poco de entrenamiento cruzado que lo relaje, como natación.

Al volver a entrenar, reduzca el paso de los primeros 3 trabajos y luego retome donde dejo ahora sí, pensando en 42K.  Si lo logra, verá como hace un tiempo increíble en la maratón y estará más en forma.