El Plan para volver

Las buenas noticias son que con un entrenamiento inteligente y una buena planificación podemos volver a estar en forma. Así, con cada pequeño entrenamiento que completemos se lograrán los objetivos de aumentar la energía y la potencia para volver a entrenar más duro. Aquí van algunos tips para volver de manera segura:

1} Empezar lento > Comience planeando correr y caminar al menos cada dos días. Hacer demasiado esfuerzo luego de estar parado aumenta el riesgo de lesiones, porque las articulaciones y músculos necesitan tiempo (hasta dos semanas de hecho) para volver al ritmo de entrenamiento. Además, el desgaste inicial puede dejarlo sin energía para seguir, lo que lo devolverá al sillón y hará recomenzar todavía más difícil.

2} Camine más >  Si estuvo sin actividad por más de dos semanas, aumente sus caminatas. Empezar con un ritmo de 1 minuto corriendo/1 caminando e ir subiendo paulatinamente los minutos de actividad fuerte lo ayudará a recuperarse sin dañarse.

3} Crezca, de a poco > Una o dos veces por semana, añada 5 a 10 minutos más de entrenamiento. Continúe hasta alcanzar una media hora de correr/caminar y cuando llegue a ese punto, podrá aumentar la velocidad o volver a correr distancias más largas.

4} Póngase metas > Esta es una recomendación ideal para mantener la motivación. No tiene que ser ir de cero a maratón, pero debe requerir algo de trabajo duro para que pueda volver a su nivel previo. Al comenzar, la mejor meta es simplemente entrenar: lo que pueda, pero al menos 4/5 días por semana durante dos semanas para volver a su cuerpo a la acción y entrar en sintonía con el ritmo de entrenamiento.